Educación y Derechos Humanos.


Los derechos humanos sólo puede lograrse a través de una demanda informada y contínua por la gente para su protección. La educación en derechos humanos promueve valores, creencias y actitudes que alientan a todas las personas a defender sus propios derechos y los de los demás. Se desarrolla una comprensión de la responsabilidad común de todos para hacer realidad los derechos humanos en cada comunidad.
Educación en derechos humanos constituye una contribución esencial a la prevención a largo plazo de abusos de derechos humanos y representa una inversión importante en el esfuerzo para lograr una sociedad justa en la que todos los derechos humanos de todas las personas son valoradas y respetadas.

El 10 de diciembre de 2004, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el programa mundial para la educación de los derechos humanos (2005-curso) relacionada con la aplicación de programas de educación en materia de derechos humanos en todos los sectores.
Basándose en los logros del Decenio de las Naciones Unidas para la educación en la esfera de los derechos humanos (1995-2004), el Programa Mundial busca promover un entendimiento común sobre los principios básicos y las metodologías de enseñanza de los derechos humanos, para proporcionar un marco concreto para la acción y para fortalecer las alianzas y la cooperación en el plano internacional.

Este programa mundial está estructurado en torno a una serie de fases, la primera de las cuales cubre el período 2005-2009 y se centra en los sistemas de enseñanza de secundaria y primaria. Desarrollado por un amplio grupo de educación y profesionales de los derechos humanos de todos los continentes, el Plan de acción para la primera fase propone una estrategia concreta y ideas prácticas para la aplicación de la educación en la esfera de los derechos humanos a nivel nacional.

EDUCACIÓN PARA EL DESARROLLO

No existe una definición única y excusiva de lo que es la Educación para el Desarrollo. Así que asumiremos definición que nos propone la Estrategia de Educación para el Desarollo de la Cooperación Española (EEDCE) que define la EpD como"un proceso educativo constante encaminado a promover una ciudadanía global, a través de conocimientos, actitudes y valores capaces de generar un cultura comprometida en la lucha contra la pobreza y la exclusión así como con el desarrollo humano y sostenible".
La Educación para el Desarrollo es un proceso dinámico capaz de generar reflexión, análisis y pensamiento crítico sobre las relaciones Norte-Sur. Intenta mejorar los mecanismos de percepción y comprensión con los que individuos o grupos abordan determinadas situaciones, así como sus comportamientos frente a ellas. También trata de reflexionar sobre las consecuencias que nuestras acciones de hoy tendrán a largo plazo.
Se trata de una educación que intenta suscitar cambios positivos de actitudes y valores. Esos cambios están orientados a la construcción de un mundo más justo, en el que todas las personas puedan compartir el acceso al poder y a los recursos.

Os recomiendo la presentación Mª Luz Ortega (AECID).